De cómo es que terminé en sistemas! – Parte 1

Mi vida como programador empezó más o menos a los 11 años (ya voy por 34, casi 35), en el año 1986.

Estaba en la casa de mi amigo Roberto Easdale, no recuerdo bien la situación, pero como muchas veces pasaba, estábamos en su casa, jugando. En un momento, resulta ser que me muestra el objeto que cambiaría mi futuro como un excelente veterinario (o bien, bioquímico, esa eran mis “elecciones” a ese momento).

Estábamos en el living de su casa, y frente a mí había una computadora Texas Instruments TI-99/4A.

Foto 1 – Texas Instruments TI-99 4ª

Recuerdo que nos la pasábamos jugando a juegos como Parsec, Alpiner, y otros más.

Captura de Pantalla 1 – Parsec

Captura de Pantalla 2 – Alpiner

Captura de Pantalla 3 – Alpiner

Captura de Pantalla 4 – Alpiner

Hasta que en un momento, no recuerdo bien cómo ni por qué, con Roberto decidimos aprender lo que estaba “detrás” de todos esos jueguitos: TI BASIC.

La TI si no le ponías cartuchos, arrancaba directamente con una pantalla celeste, y un cursor esperando que escribas tus programas en Basic.

Daba la casualidad, que en donde yo vivía, San Salvador de Jujuy, la capital de Jujuy, una provincia al norte de Argentina, donde, en esa época, no había mucha tecnología ni difusión de la informática, había un instituto de computación llamado ISEC.

Allí fue donde nos enseñaron diagramas de flujo, el lenguaje BASIC y sus instrucciones.

Para los que ahora programan en lenguajes modernos, BASIC en ese momento tenía una pinta parecida a esto:

En ese instituto llegamos incluso a programar con este BASIC rudimentario, logrando programar gráficos de todo tipo. Realmente, en ese momento, me capturó cien por ciento de mi atención.

Lo único malo era que yo no tenía computadora y solo podía programar en el instituto. Y para empeorar un poco las cosas, las TI 99 de ahí no tenían medios de almacenamiento, por lo que siempre había que volver a escribir todos los programas. SI, todos de nuevo.

Para esa época, mi padrino tenía una Mueblería, y además de mueblería, Dios sabrá por qué, también vendía computadoras Drean Commodore 64 con el plan Drean de pago en diez mil cuotas. Recuerdo que estuvo mi viejo pagándolas muchísimo tiempo (al menos, para mí era larguísimo). Y la computadora te la entregaban por sorteo o licitación.

No recuerdo exactamente si mi viejo licitó o ya pagamos todo, pero cuestión que finalmente llegó la Commodore 64 a casa, y con ella, al poco tiempo, vino también una disquetera Drean Commodore 1541. Como anécdota, la disquetera vino sin el diskette con que normalmente viene, con ejemplos y cosas interesantes (como GEOS), por lo que tenía disquetera pero no diskettes para usarla! Y en ese momento, los diskettes eran CARISIMOS. Finalmente recuerdo que me compraron diskettes.

Ahora era momento de conseguir cosas para la Commodore 64 (C=64 para los amigos).

Luego de pasados algunos años, me volví experto en Jueguitos de Commodore 64, y también bastante experimentado en programación. En su momento era capaz de editar la “FAT” de la disquetera, reparando o cambiando cosas, era capaz de crackear juegos (había logrado crackear al Gianna Sisters para tener vidas infinitas), e incluso programar en assembler para hacer alguna que otra cosita.

Al final de mi época “comodoril” llegué a tener la Commodore 64, con disquetera, impresora Commodore 1250 MPS, Fast Hackem II, un cartucho Turbo de Datasoft y modem de 300 baudios también de Datasoft. Para darse una idea, 300 baudios eran aproximadamente a 300 bits por segundo. Si pensamos que un byte tiene 8 bits, son aproximadamente 37 caracteres por segundo. La pantalla de la C=64 tenía 40 columnas y 25 filas, lo que da un total de 1000 caracteres, por lo que una pantalla tardaba más o menos 27 segundos. Hoy en día, mi conexión de internet de 3 Megas llega a veces a 420 KiB por segundo, o sea unos 430.080 bytes por segundo… ¡unas 430 pantallas de C=64 por segundo!

Recuerdo que me conectaba a través de la red ARPAC, a otras computadoras, como ser el “BBS” del Automóvil Club Argentino, que brindaba información de rutas, de noticias, en fin, cosas muy locas para esa época. Podría decirse, el antepasado de Internet.

Con un amigo llegamos a probar instalar un BBS en Jujuy, pero no llegamos a hacerlo.

Nuevamente, mi amigo Roberto, innovando, compró una PC. ¡Y el cambio la verdad, desde el punto de vista de los Juegos, era patético!

Jugábamos al Digger, y otros juegos que ahora no me acuerdo. Era una PC XT (con un procesador 8088) con disquetera también, pantalla monocromática color “ámbar” (un amarillo fuerte espantoso). Si, un solo color. ¡Por suerte, no vivimos la época de la pantalla verde!

Respecto del sonido, era un parlante que sólo hacía beeps.

Todo esto, comparado con el audio y video de la Commodore 64, era deplorable. La Commodore contaba con Video de 16 colores de 320×200 pixeles, y Sintetizador de audio de 3 canales con programación de la envolvente, 4 Formas de onda: triángulo, dientes de sierra, pulso variable, ruido, filtros programables: paso alto, paso bajo, paso banda.

Lo “bueno” de la PC era que contaba con 512KB de memoria RAM, por lo que superaba ampliamente a los 32KB de memoria disponible de la C=64 (los otros 32KB eran ocupados por el Basic). El resto, era todo malo a comparación.

Pero finalmente, la decisión fue tomada, y me cambié a la PC. Vendí todo, y por más o menos el mismo dinero, compré una SUPER PC:

PC AT (procesador Intel 80286, de 16Mhz), monitor monocromático, sin disco rígido, solo con una disquetera, pero ésta era de Alta densidad, y almacenaba 1.2 Megabytes! Allí guardaba todo. Y cuando no entraba, había que ir cambiando de diskettes.

El cambio de C=64 a PC fue drástico y dramático. De estar con una computadora que podía hacer de todo, con un lenguaje de programación incluido, con colores, música, gráficos hermosos, que incluso, usando GEOS, tenía un procesador de textos WYSIWYG.

Captura de Pantalla 5 – GEOS, año 85

Captura de Pantalla 6 – Editor WYSIWYG

Más adelante, le agregué un Disco Rígido de 40MB (creo que hoy en día mi Blackberry tiene 64MB).

En el siguiente envío voy a contar los distintos lenguajes de programación que fui aprendiendo.

2 thoughts on “De cómo es que terminé en sistemas! – Parte 1

  1. DISCULPE NO SE SI SEA UD LA PERSONA QUE CREO EL PROGRAMA CONTROL DE PRODUCCION CPNTROL DE TIENDAS FLUJO DE EFECTIVO QUE ERAN EXELENTES Y POR DESGRACIA NO LOS HE ENCONTRADO MAS …..SI ES UD. ME GUSTARIA PODER ADQUIRIR NUEVAMENTE ESOS PROGRAMA QUE PARA MI TRABAJO ERAN EXTRAORDINARIOS SIMPLES Y CUMPLIAN CON MI NECESIDAD EMPRESARIAL

Leave a Reply